A ComerGourmetTendencias

Tamarindo, coco y más

291views

En Acapulco existe gran variedad de dulces que siempre valdrá la pena probar, porque además de deleitarnos, dejarán en nuestra boca su sabor por siempre

Como toda ciudad de playa, es común que muchos de sus dulces típicos se elaboren con base en el coco. Acapulco es una ciudad costera y por ello es normal que gran parte de sus dulces típicos sean elaborados a base del fruto de la palma en diferentes formas.

Uno de ellos, y quizás las más clásicas, son las cocadas, que están hechas de coco puro rayado, al que también se  agrega se un poco de canela. Su consistencia es poco suave y los podemos encontrar en presentaciones de diferentes tamaños y  colores.

Otros de los clásicos son los dulces de coco de leche, es muy popular entre los niños y muy sencillo de  conseguir en casi cualquier lugar. Además es típico encontrarlos con el nombre de Acapulco en ellos, fabricado con ate de membrillo.

El ate de coco es muy popular en México y en Guerrero, se elabora a partir de la fruta del membrillo y en esta presentación está combinado con el coco.

Otras golosinas también derivados de la fruta de la palma son los rompemuelas que se preparan de coco con caramelo, en algunos casos se elabora también con maíz tostado, miel de piloncillo o caramelo.

Clásico de clásicos

Si eres amante de los sabores explosivos sin duda alguna la Pulpa de Tamarindo te encanta y lo mejor es que es muy fácil de encontrar en la región.

El árbol de tamarindo forma parte importante de la economía del puerto, además de ser un alimento delicioso con grandes cualidades nutritivas, es muy aprovechable en diversas industrias, especialmente en la medicina, y como complemento de la producción de miel pues a las abejas les gusta mucho el néctar de sus flores.

En Acapulco es fácil conseguir el dulce en pequeños envoltorios de papel transparente, los que pueden ser azucarados, salados, o con chile de color rojo. Con el tamarindo dulce es posible preparar riquísimas aguas frescas, atoles, así como otras riquísimas bebidas y postres, también podemos comerlo a pellizcos, o untado en galletas o con pan como si fuera mermelada.

Lo mismo sucede con el tamarindo salado o picante, con los que se pueden crear diversos guisados y espectaculares botanas que dejarán sorprendidos, a tu familia y amigos.

¡Ah!, y no olvides que, como regalo, un paquetito de Dulces de Tamarindo es algo que siempre se agradecerá.

Más para el paladar

Pero la lista no acaba ahí, pues hay otros postres que seguramente endulzaran tu paladar, tales como.

  • El dulce de Calabaza 

Es un dulce muy antiguo y ancestral lo cual hace presencia en la mayoría de las ceremonias de los grupos mayas. Siendo principalmente en la época de todos los santos, cuando mayor demanda tiene el mismo.

  • Empanadas horneadas

En este postre maravilloso nos referimos a las empanadas horneadas y  escarchadas con azúcar llevando en  su interior algún tipo de mermelada.

  • Tamal de piña de coco

Los tamales son muy populares en todo México, tanto así que no solo son comida sino tambien postre. No dejes de probar los maravillosos tamales de piña de coco

  • Panecillos de Naranja

Se trata de unos ricos panecillos que tiene como ingrediente especial la naranja, dándole un toque de sabor dulce o agridulce.

Como ves, hay de todo y para todos. Y no olvides apoyar a la economía local y además saborear nuestras deliciosas tradiciones.

 

Leave a Response