Salud y Belleza

HIIT, entrenamiento rápido y efectivo

42views

El entrenamiento interválico de alta intensidad te ayudará a completar tus entrenamientos de running, triatlón o ciclismo.

Si deseas tonificar tu cuerpo y fortalecer tus músculos mientras quemas grasa, pero quieres evitar las sesiones maratonianas de gimnasio, el ‘High Intensity Interval Training (HIIT)’ es el entrenamiento ideal para ti.

El HIIT (siglas de “High Intensity Interval Training”, que significa “entrenamiento interválico de alta intensidad”) es un tipo de entrenamiento deportivo basado en sesiones de intervalos cortos y muy intensos que alternan esfuerzo y recuperación.

Aumenta tus capacidades

Es probable que hayas oído hablar de él relacionado con el fitness, pero debes saber que también puedes aplicarlo para completar tus entrenamientos de running, triatlón o ciclismo. De hecho, te lo recomendamos, ya que el HIIT te ayudará a mejorar la fuerza, aumentar tu capacidad cardiovascular y aumentar tus ritmos.

Este ejercicio cardiovascular se diferencia de otros en que se realiza en un periodo breve de tiempo de no más de veinte minutos, llevando nuestras pulsaciones al 85% por ciento. En otras disciplinas como el running, puedes mantenerte entre las 50 y 75%, según sea la intensidad que pongas.

Su éxito reside en que, al llegar a altas intensidades y una elevada temperatura corporal, el cuerpo sigue quemando grasas mientras se recupera. Los intervalos del circuito se dividen de la siguiente manera: una fase de esfuerzo de no más de 60 segundos en la que se entrena con la mayor intensidad posible y a una frecuencia cardiorrespiratoria máxima, y otra de menor esfuerzo que servirá de recuperación y que puede durar lo mismo o el doble que las de mayor exigencia.

Uno de los aspectos más llamativos es que 15 minutos de HIIT proporcionan un mayor gasto calórico que 30 minutos de running . Además, se quema más grasa durante las siguientes 24 horas tras esos 15 minutos que después de una hora de carrera. El entrenamiento  de alta intensidad provoca que el cuerpo, al no estar acostumbrado a esa actividad, reorganice su metabolismo para que utilice los ácidos grasos como fuente de energía, algo que apenas se consigue con entrenamientos tradicionales.

Estos son algunos de sus múltiples beneficios:

  • Mejora la capacidad cardiaca y pulmonar.
  • Aumenta la resistencia más rápido que el propio entrenamiento de resistencia.
  • El cuerpo consume calorías y quema grasa corporal horas después del entrenamiento.
  • Favorece el aumento de la masa muscular. 
  • Quema grasa sin perder masa muscular.
  • Aumenta el consumo de glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina.

Las sesiones suelen durar entre 15 y 20 minutos, lo que lo convierten en el entrenamiento ideal para los que disponen de poco tiempo o quieren buscar una actividad que complemente los entrenamientos de running, triatlón o ciclismo.

Es imprescindible que te esfuerces al máximo durante las sesiones si quieres obtener resultados. Ahora, ¡anímate a probarlo! Incluyendo el HIIT en tu rutina deportiva mejorarás tus resultados.

 

Leave a Response