A ComerGourmet

Chocolate caliente, cuatro estilos para acompañar la Rosca

216views

Qué mejor que acompañar nuestra rebanada de rosca con un chocolate caliente, como lo llamamos en México o “a la taza” como lo conocen en España y Francia.

Ha llegado el 6 de enero, y con él el día en que partimos en familia la rosca de reyes, con la que emulamos el nacimiento del niño Jesús y la visita de los reyes magos a Belén.

Pero también llega el final del famoso maratón “Guadalupe -Reyes”, temporada en la que nos damos “permisos” para los brindis y las tradicionales comidas llenas de tradición qu preparamos para la época.

El origen de la Rosca de Reyes es una tradición que tuvo sus comienzos en la Edad Media (siglo XIV) en países europeos como Francia y España que poco tiempo después, llegó a México durante la conquista. Desde entonces es costumbre partir una rosca de pan, la cual se caracteriza por tener forma circular, símbolo del amor eterno de Dios que no tiene principio ni fin.

Para los cristianos, la forma ovalada de la rosca, representa el círculo infinito del amor a Dios. Las frutas secas cristalizadas que adornan el pan, simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, el muñeco escondido, representa al Niño Jesús.

Pero qué mejor que acompañar nuestra rebanada de rosca con un chocolate caliente, como lo llamamos en México o “a la taza” como lo conocen en España y Francia.

Cuatro estilos

Preparar chocolate caliente parece fácil pero tiene su grado de dificultad, sobre todo si deseamos que quede al punto.

En esta ocasión haremos mención de 4 estilos de chocolate caliente para que elijas con cual celebrarás la partida de la rosca de Reyes.

La base de la preparación de unchocolate caliente es la misma, leche caliente, tabletas de chocolate y azúcar al gusto. En el caso del chocolate español. Éste se caracteriza por su espesura, que se da gracias a las veces que se deja enfriar y sevuelve a hervir hasta tomar una consistencia densa. Es menos dulce que los demás, pues está casi diseñado para compañar a los churros.

El chocolate francés, es muy similar al español, pero la gran diferencias, es que a la hora de servirlo se llena solo la mitad de la taza y se añaden dos cucharadas de crema batida.

Otro estilo es el del chocolate suizo, que para los amantes de la crema resulya ideal. Este es un poco más ligero en su consistencia, gracias a la menor evaporación de la leche, pero su característica principal es que una vez servido en la taza, es adornado con una montaña de crema batida.

El chocolate mexicano es  el más ligero de todos, e igual puede acompañar a la rosca que a los churros o, por qué no, a los tamales.

En su elaboración se utilizan a veces otras especias como la canela, la vainilla y hasta un poco de chile, y debe ser batido con un “molinillo” hasta que suelte mucha espuma, señal de que está listo.

No cabe duda que el chocolate es una de las más grandes aportaciones de México al mundo, además de su efecto antidepresivo y su delicioso sabor.

 

Leave a Response