A ComerGourmetTendencias

8 Tips para hacer un muy buen café

174views

La primeras noticias del café datan de 1300, y fue conocido como bebida de los Dioses. Hoy millones de personas están de acuerdo con ello, pero ¿cómo preparar el café ideal?

Se sabe que el café nació en Yemen, donde inició un largo viaje hasta llegar a América en el siglo XVII. Su paso por Líbano, Turquía (donde se crearon las primeras cafeterías), Holanda, Francia, Martinica y Cuba, lo trajo hasta llegar a México,  al Cantón de Córdoba, donde el primer cultivo se atribuye a Juan Antonio Gómez de Guevara, en la Hacienda de Guadalupe en 1878.

Hoy, siglos después, el café forma parte de gran la vida de millones en el mundo, pero no todos los cafés son iguales, y saberlo preparar adecuadamente es una gran  virtud.

Aquí te damos una guía para hacerlo, para que disfrutes, a solas o en compañía, de la llamada “bebida de los dioses”.

8 tips

Son ocho sencillos detalles, pero el caso es que los sigas todos, para no fallar en el resultado.

SIN UN BUEN GRANO DE CAFÉ NO PODRÁS HACER UN GRAN CAFÉ.

El origen de todo buen café está en que el café que utilizas sea siempre un café de calidad, fresco y en grano, nunca molido.
En cuanto a la calidad:
  • Siempre será mejor arábiga a un robusta  
  • Un café recién tostado a uno que lleve mucho tiempo tostado.
  • Un café de grano, a uno molido

2º MUELELO JUSTO ANTES DE ELABORARLO

El café tostado es delicado y perecedero. Su composición es compleja recién molido tiene más compuestos de sabor que el vino, pero se deterioran rápidamente cuando está expuesto al oxígeno.

Por eso es conveniente guardar el café sin moler y en ausencia de oxígeno para evitar que se oxide.
Moler el café justo antes de elaborarlo es la única manera de mantenerlo intacto, y es la norma importante a seguir para hacer un café perfecto.
Si te fijas, en cualquier cafetería que haga un café de calidad lo primero que ves es que el café lo muelen justo antes de hacer cada taza.
Y esto que parece una cuestión menor es clave para hacer un buen café, sin moler para cada ocasión será difícil, prácticamente imposible conseguir un buen café.
Otra recomendación es esta línea comprar granos con un tostado ligero o medio, que permiten apreciar mejor el aroma y el sabor del café.

3º CONSERVA ADECUADAMENTE EL CAFÉ.

Los granos de café deben guardarse siempre en un recipiente hermético alejado de la luz del sol. En un lugar fresco, seco y sin olores.

Lo fundamental en este caso es evitar que el oxígeno entre en contacto con el café pues se oxida muy rápido.

4º UTILIZA CAFETERAS DE CALIDAD.

Sea cual sea el tipo de cafetera que elijas que sea una cafetera de calidad.  Elaborar un buen café requiere invertir en las herramientas adecuadas. Una buena cafetera independientemente de que sea italiana, de émbolo, expreso, etc, hará mejor café.

Para servirlo, la taza de porcelana o un material con características similares es el ideal

  • El Material tiene que ser un material no poroso, con lo cual una vez enjuagada, no queda ningún residuo ni olor del café o líquido que contuvo anteriormente permitiendo disfrutar de otro café.
  • La forma cóncava en el interior de una taza, consigue unos cafés expresos de mayor calidad. En cafetería suelen tener un grosor mayor para aguantar el uso que se le da. En casa nos podemos permitir unas tazas más finas y de formas más estilizadas.
  • Una última características  es que deben soportar la temperatura del café evitando que se enfríe. La porcelana al no ser conductora del calor puede mantener la temperatura de éste por un largo tiempo. Se puede sujetar perfectamente por el asa sin quemarnos. Si tenemos la taza a una temperatura moderada antes de verter el café, conseguiremos que el café no se enfríe.

5º USA LA PROPORCIÓN ADECUADA DE CAFÉ Y AGUA

Cada cafetera tiene un proporción ideal de agua  con relación al café. Debemos de conocer esa proporción para mediante el ensayo error ir buscando el café que a nosotros nos gusta.

Es muy conveniente utilizar agua mineral, o filtrar el agua antes de usarla sobre todo si nuestro agua aporta mucho sabor a cal o a cloro, ya que son sabores que estropean completamente un  buen café.

6º SIGUE LAS INSTRUCCIONES DEL FABRICANTE

Independientemente del tipo de cafetera que utilices para preparar café es una gran idea seguir las instrucciones del fabricante para hacer tu taza de café.

7º CUIDA EL TAMAÑO DE LA MOLIENDA

A la hora de moler el café podemos escoger distintos grosores, y estos deben ser adecuados para el tipo de cafetera que que utilicemos. 

Los granos que se muelen con mayor grosor tienen menos área superficial que la misma cantidad de granos tras una molienda fina, lo que hace más difícil que el agua penetre y extraiga los componentes sólidos del café.

Como norma general, y atendiendo a las cafeteras más utilizadas.

  • Las máquinas expresso y las cafeteras italianas requieren una molienda fina.
  • Las de goteo o filtro una media.
  • La cafetera de émbolo necesita una molienda más gruesa.

8º CUAL ES LA TEMPERATURA IDEAL DEL AGUA.

En el momento de hacer el café, la temperatura más adecuada para que el agua entre en contacto con él está en 92°C , aproximadamente.

Con el objetivo de que el café no se enfríe rápidamente la taza que utilizas debe de de estar a la temperatura adecuada, templada.

  1. En máquinas express se consigue poniendo los pocillos sobre la máquina.
  2. No sería mala idea precalentar el recipiente en el que sirves el café y la taza en la que vas a servir, y aquellas cafeteras tipo Chemex con agua caliente previo al momento de servir café, desechando ese agua para evitar un rápido enfriamiento nocivo para un buen café. 

De momento podrá parecerte toda una ciencia, y aunque lo es, no te preocupes, como todo en la vida es cuestión de práctica y nada se compara con el olor y sabor de una taza de buen café.

Leave a Response