¿Boda en la playa?

Lo que debes tener en cuenta

Muchas parejas optan por organizar sus bodas al aire libre y en plena naturaleza, como las que tienen lugar en la playa. La playa seduce por muchos motivos: vistas increíbles, masaje de pies en contacto con la arena, aroma extraordinario, brisa marina… Motivos más que de sobra por los que muchos novios optan por darse el “sí quiero” en un entorno tan único y fantástico. Sin embargo, antes de celebrar un enlace de estas características es preciso tener en cuenta una serie de aspectos importantes, que asegurará el éxito deseado.

 

Elegir la fecha más indicada

Quizá al pensar en un enlace junto al mar lo primero que viene a la cabeza son los meses de verano y los vestidos de novia cortos confeccionados con telas ligeras. Sin embargo, hay tener en cuenta que, más allá de esta estación, el año cuenta con otras que pueden ser igual o, incluso, más indicadas. Así, los períodos de entretiempo en los que corre una agradable brisa y el sol calienta pero no en exceso, son los mejores si lo que se busca es un clima templado. La primavera y el otoño resultarán pues perfectos. Aunque la playa en invierno no deja de tener su encanto.

 

Tener en cuenta las mejores horas

Es importante tener en cuenta la franja horaria, sobre todo en verano: de las 12 a las 17 horas es el período de mayor calor y potencia de rayos UVA. Por ello, durante estos meses quizá sea más indicado darse el “sí, quiero” poco antes de la puesta de sol, cuando comienza a refrescar y los últimos rayos solares tiñen el cielo de infinitos matices de color.

 

 

Prever un plan B para el clima caprichoso

En caso de que, por la ubicación o la temporada, no se tenga 100% seguro que va a hacer buen tiempo, hay que desplegar un plan B con carpas.

Repartir detalles útiles para los invitados

Además del kit que cubra el plan B climático, si la boda en la playa es en los meses más calurosos del año una buena idea puede ser obsequiar a los invitados con bebidas refrescantes, gafas de sol, parasoles, abanicos, sombrillas o sombreros de paja. ¡Lo agradecerán!

Disponer un dress code adecuado

Al redactar los textos para las invitaciones de boda hay que añadir lo necesario respecto a la boda costera: ¿habrá un código de vestuario específico, con todos los familiares y amigos de blanco? ¿Podrán vestir como deseen, cómodos, en un enlace más informal? De este modo, nadie se sentirá fuera de lugar y el resultado será completamente armónico.

Escoger un menú en consonancia

En un enlace de estas características lo más indicado es decantarse por un banquete tipo bufet o bien por contratar un catering. Dos opciones con las que, a buen seguro, conseguirás que el enlace sea un día único para todos los presentes.

Poner un puesto de bebidas naturales

Familiares y amigos agradecerán enormemente el hecho de poder contar con un puesto de limonadas o naranjadas caseras, granizados de frutas, batidos frescos… Una deliciosa manera de refrescarse, sobre todo cuando el calor aprieta.

 

Detalles de inspiración marina

Para completar un día único, puedes elegir unos detalles de boda de inspiración marina, para la decoración de las mesas. Y ten en cuenta que el abanico de ideas originales para bodas en la playa es muy amplio: conchas, caracolas, estrellas de mar, farolillos náuticos… ¡Armonía en estado puro!

¿Cómo debe ser el vestido de novia?

En primer lugar, hay que tomar en cuenta que tanto el diseño como la tela deben ser ligeros, nada de tejidos gruesos y faldas voluminosas. Esto es con el objetivo de que te sientas cómoda y fresca en todo momento, desde la ceremonia hasta la recepción. Te mostramos algunas ideas.